En la industria inmobiliaria mucho se ha hablado sobre la demanda habitacional tras el confinamiento. Sin embargo, es vital para la economía considerar también el aspecto profesional de la industria como las oficinas.

La demanda de espacios de oficina ha decayó por razones evidentes; es normal que ante la pandemia las empresas adopten la reducción de sus espacios como una estrategia de ahorro efectivo.

Ante la normalización del teletrabajo, cabe pensar si la contingencia actual será el cambio definitivo en el mercado de oficinas. De acuerdo a nuestra opinión experta, el teletrabajo no necesariamente soluciona los ítems que cubre una oficina.

Existen diversos factores que se deben analizar como densidad, rentabilidad financiera, productividad y la tecnología. La función y propósito de una oficina es multifactorial tanto para empresas como empleados.

El trabajo en oficinas provee más que un espacio físico para reunir empleados y coordinar actividades. Puede influir en la productividad, el rendimiento e impulsar la creatividad de los equipos. La oficina, además, es el escaparate de la propia marca y la cultura corporativa, lo que desempeña un papel fundamental a la hora de atraer y fidelizar el talento.

Desde la perspectiva de los colaboradores, en ella se producen las interacciones personales que la tecnología difícilmente podrá replicar. No debemos olvidar que el factor humano en las organizaciones demanda contacto social, colaboración y orientación profesional. El espacio de trabajo compartido facilita, en este sentido, la gestión.

Si buscas espacios para organizar tu empresa y retomar tus actividades, comunícate con nosotros. En Proequity, contamos con una amplia oferta de oficinas en las mejores ubicaciones de la ciudad. Somos tu mejor partner inmobiliario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio de sesión

Registro

terms & conditions